La importancia de las 3Rs: Rehabilitación, Renovación y Reparación de fachadas

La importancia de las 3Rs. Fachada edificio.

Hay muchos tipos de fachadas de edificios, no importa la tipología, estética, ni el material que se haya utilizado, lo cierto es que se van deteriorando con el paso del tiempo, por exposición a la contaminación, el humo de los vehículos, el clima. Son entre otros los diferentes factores en los que intervienen la conservación de nuestras fachadas.

Estos son los factores que hacen que con el tiempo la fachada de nuestra casa vaya perdiendo esa imagen de casa nueva y su estado de conservación se vaya deteriorando; no hay que olvidar que la fachada es la primera imagen del edificio y que la primera impresión con la que te quedas.

Por no olvidar que el estado de conservación de la fachada no solo afecta a la estética del edificio, sino que puede implicar la existencia de problemas y patologías más importantes, que pueden ir desde una leve perdida de efectividad energética, con pérdidas de estanqueidad, calefacción, aparición de humedades y condensaciones.

También puede afectar a la seguridad del edificio, personas que habitan en el mismo e incluso personas que pasan por la calle al verse afectado la estabilidad y seguridad de la propia fachada o incluso del edificio provocando derrumbes y otros accidentes de impredecibles consecuencias.

Una buena limpieza programada cada cierto tiempo da a conocer el estado de conservación de los materiales y si es necesario una intervención de rehabilitación de elementos de fachada más profunda.

Habría que realizar una inspección de los elementos metálicos para evaluar su estado de conservación, fijación a el resto de la fachada e incluso renovar sus revestimientos para mejorar su conservación. Pueden aparecer algunas rajaduras, huecos, grietas o cualquier tipo de hendiduras, el tapado temporal como medida inicial.

Es aconsejable que se pinte de forma periódica la fachada y tratado los elementos metálicos para mejorar su longevidad. Por todo esto, hay que ponerse en manos de profesionales para asesorarse, nos jugamos mucho.