Servicios Efeuve

Reparación y rehabilitación de fachadas

Siguiendo los criterios de eficiencia energética, estéticos, técnicos y funcionales.

Aislamos para ahorrar… y preservar el medio ambiente

¿Sabías que con una buena envolvente térmica podemos reducir el consumo de energía hasta en un 60%? Se trata de instalar un aislamiento para controlar el consumo en nuestras edificaciones. Reduciendo la dispersión del calor en los meses fríos y obteniendo una menor absorción de calor en los cálidos.

Eliminación de posibles filtraciones de agua condensaciones y puentes térmicos

Una solución ideal para la protección contra las lluvias y heladas, ya que logramos una mayor estanqueidad frente al agua de lluvia, protegiendo los cerramientos y forjados de la corrosión. Además, el aislamiento térmico en la parte caliente de la cámara, elimina las condensaciones y puentes térmicos.

Aumento del aislamiento acústico

Gracias a su cámara de aire se favorece la reflexión del ruido exterior y se mejora el aislamiento acústico. Menos ruidos, más confort y bienestar. Además, garantiza una alta resistencia al fuego.

Gran durabilidad y coste de mantenimiento nulo

Se trata de sistemas autolimpiables con agua de lluvia y elevada durabilidad frente a la corrosión o deterioro por polución. Y gracias al rápido montaje y desmontaje de las piezas se pueden sustituir sencillamente en caso de rotura.

Eliminación de patologías del edificio

Aprovechando la rehabilitación de su fachada, realizamos otro tipo de actuaciones para mejorar la habitabilidad de su edificio.

Mejora estética de la edificación

Gracias a la amplia gama de colores y texturas podrá dotar de un cambio espectacular a la fachada del edificio. Además, se puede aprovechar para que ciertas instalaciones queden ocultas en el interior de la cámara (bajantes, cables, etc.). Un edificio como nuevo, incrementando el valor patrimonial del inmueble.

Una obra en poco tiempo y con un coste asumible

Posibilidad de colocación sin necesidad de eliminar el recubrimiento existente, lo que reduce los tiempos de ejecución de la obra. Además se trata de una instalación limpia, sin generar muchos residuos ni molestias a los vecinos.